«Me faltas», Poema a mi hijo Miguel

Posted on Posted in Desnuda de palabras
Miguel en el Júcar Me falta tu sonrisa, el rastro de los legos dispersos en la mesa. La mañana es radiante, el patio está en silencio, la casa entera duerme. No suenan hoy tus voces envolviendo la sala ni el eco repetido de la tabla del cuatro. Me falta tu mirada redonda y expectante, tus hábiles deditos creando nuevas formas con piezas diminutas. Tu cuerpo se desliza a través de tus pasos entre otras realidades. Has despertado lejos pero sin duda estás ocupando este espacio. Me falta tu presencia. Los ruidos de la casa se confunden con el timbre de tu voz delicada. Parece que me llamas desde el baño. Te invento, te idealizo, te hago real, presente. Te siento junto a mí como siento conmigo lo lejano. Disfruto de tu ausencia y al tiempo me golpea. Me faltan tus palabras. El sol se ocultó ayer despacio entre "Los Nuevos". Un ángel se hizo nube y voló hasta mi lado. Me hizo pensar en ti. Todo me lleva a ti si tus ojos se alejan y en medio del silencio del campo, de la casa, puedo escuchar tu risa. Me faltas...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *